IN MEMORIAM: RAMÓN Y REMBERTO BELTRÁN PUPO “LA HISTORIA DE VIDA LOCAL QUE FORJÓ LA RADIO REGIONAL DEL CARIBE COLOMBIANO”

“…Porque ni el agua de los ríos ni las flores, ni los mismos peces del mar o las aves de la selva,
han nacido para sí mismos, sino para servir a los propósitos de Dios..!

Corrían los inquietos años de la década del cuarenta en nuestro país. Sin duda, aquellos eran tiempos de agite social y también de encuadre político para nuestra nación mientras que, en las diferentes provincias del norte colombiano, como Magangué y la vasta zona de la depresión Momposina, se respiraban aires de una prosperidad lejana y soñada, pero muy ligada a las cantarinas aguas del gran Río Magdalena, a las subiendas de los primeros meses de cada año y a los lazos de una fe sempiterna hacia nuestra señora de La Candelaria, la virgen morena y madre honorifica de los ribereños.

También era el tiempo de las camisas almidonadas planchadas, en puño y cuello al vapor, la gomina y los zapatos de charol para disfrutar tardes y noches esplendidas en los salones de baile, griles o clubes nocturnos en el marco del maravilloso Carnaval Novembrino, celebrado en la ciudad fundada por Don Diego De Carvajal.

Toda esa magia musical y también radial, depositada en los acetatos de la época, en la garganta de los grandes artistas de la RCA VICTOR y en los locutores de antiguas y prestigiosas emisoras de Cuba y las Antillas, como Radio Rebelde, Radio Progreso y La Voz de América, entre otras, también nos llegaba, como el río, para hacernos felices. Dichas emisoras, nos dejaban escuchar, a diario y a orillas del río o en la vieja Plaza de Baracoa, los bellos boleros o danzones cubanos y también, por supuesto, voces y programas radiales que contenían esa amalgama rítmica y musical desenfrenada muy bien acogida por la nueva ola sur bolivarense. Sin lugar a dudas, eran tiempos de jolgorio y búsqueda de la expresión del alma; del alma magangueleña y ribereña. De aquellos grandes artistas y maestros de la Radio y la música continental, una falcada de jóvenes locales fue aprendiendo y poniendo en práctica sus estilos y gustos radiales para hacer la radio local con un estilo particular y contextualizado a nuestro terruño, nuestra música y nuestro espíritu Caribe.

Fue así como aterrizar a nuestra tierra ribereña y alborozada, toda esa cataplasma universal de la música y la maravillosa misión de la radio: un servicio social para entretener, educar, comunicar y amar las artes sonoras, aprendiendo de la realidad y de la vida misma; sin lugar a dudas, una labor social-periodística excepcional.-
Dentro de ese puñado de comunicadores locales, hoy podemos señalar, entre otros a RAMÓN y REMBERTO BELTRÁN PUPO, EVER COMAS PIÑERES, LEOPOLDO LUQUE ESCORCIA, quienes asumieron la bandera de comunicaciones y la difusión de nuestra cultura caribe, las necesidades prioritarias de la región, sus fiestas y festivales, su devoción y también su progreso social.-

RAMÓN Y REMBERTO BELTRÁN PUPO, por casi cuatro décadas y por diferentes medios locales e internacionales, marcaron la pauta de las comunicaciones regionales iniciando en la Voz de Magangué, Ondas del Río, Radio Sincelejo, Radio Libertad, Emisoras Unidas, Ondas del Caribe y algunas emisoras de La Guajira como Radio Delfín y Radio Península, llegando incluso hasta el vecino país de la República Bolivariana de Venezuela, desde donde sacaron señal internacional por medio del programa “Colombia le canta a Venezuela”. Con voz potente y melodiosa, los hermanos Beltrán Pupo sembraron y difundieron, a lo largo y ancho de sus vidas, diferentes inquietudes sociales, pues su gran fortaleza era el análisis de la cosa política, económica y también cultural, sin dejar de lado el aspecto religioso y folclórico el cual hacían posible con múltiples transmisiones al aire desde cualquier lugar de la Costa en eventos tan especiales como la semana Santa de Mompos, las visitas de los grandes prelados de la iglesia católica y de personas del folclor nacional como Alejandro Duran, Pacho Galán y un sinnúmero de cubrimientos periodísticos de personajes de la realidad política nacional como Misael Pastrana Borrero, Álvaro Gómez Hurtado y el inmolado líder liberal Luis Carlos Galán Sarmiento.-

Hoy debemos reconocer la labor colosal de “Los Pupos”, como cariñosamente se les recuerda, al frente de los micrófonos y en la génesis del periodismo regional de la Costa Caribe en la voz y la figura de estos dos hijos de Magangué, tierra a la que abrazaron y amaron desde siempre y la exaltaban en sus travesías y también en sus columnas de opinión en diarios como El Espectador y El Tiempo de circulación nacional. Finalmente digamos que, todo ese caudal periodístico y la difusión de los aspectos más relevantes de los departamentos costeños, en la actualidad renacen con mayor fuerza en el carisma y con las voces de sus hijos, nietos y discípulos, quienes al mejor estilo Beltrán, también marcan la diferencia y se destacan en medios de comunicación tan importantes como lo hacían sus mayores.

RAMÓN Y REMBERTO BELTRÁN PUPO, dos verdaderos pioneros de la radio y el periodismo regional-comunitario del Caribe colombiano, quienes tributaron sus vidas para forjar la identidad radial de una región, al igual que el gran río Magdalena vierte sus copiosas aguas en el caudaloso Mar Caribe. Paz en sus tumbas y que la historia, la sociedad magangueleña les recuerde por siempre, QUE ASÍ SEA.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

WhatsApp chat